Cómo Ser El Perro Alfa

Cómo Ser El Perro Alfa (PLR) Sin C/Ventas

$6.97 - $9.97
Add To Cart

Hay pocas cosas en la vida tan simples y directas como la relación entre una persona y su perro. La emoción pura y natural que existe entre ellos es tal que, cuando algo no anda bien, ambos –el ser humano y el animal— usualmente presentan síntomas vinculados con ese desbalance.

Description

Para muchas personas, la inmediata respuesta ante un problema de comportamiento en un perro suele ser culpar a alguien o a algo más. Se dice que eso es porque el animalito no es de “buena” raza, o porque el resto de la familia no está siguiendo las reglas como debería. Pero, en realidad, los perros son un reflejo de nosotros. Como animales de manada que son, los perros reaccionan e interaccionan en base casi completamente a lo que perciben a su alrededor. No tienen las mismas emociones que nosotros, tienen instintos, y esos instintos se han desarrollado con el paso de los siglos para responder a cómo sus dueños se comportan.

Con eso en mente, recae en el dueño del perro reclamar el control y ser el perro Alfa en su hogar. Y aquí es donde yace el problema para tantos perros y sus asuntos de comportamiento. Los seres humanos personifican todo lo que ven. Por eso, cuando ven a un perro que parece “triste” en la manera en que se vería un ser humano, asumimos que necesitan reconocimiento y mimos.

Damos a nuestros perros todo lo que quieren porque creemos que dándoles recompensas y atención extra, estamos haciendo algo bueno, lo mismo que cuando nos desvivimos por los niños. Pero, pese a todo lo que sentimos, debemos entender que los perros no son humanos. Tienen una estructura social diferente, y en muchos casos esas caras “tristes” es la forma que tienen de representar su curiosidad por saber qué lugar tienen ellos y tú en la manada.11